Lavavajillas y abrillantadores

Lavavajillas y abrillantadores | Net100x100

El arte de lavar platos, vasos correctamente

Radica en el orden que apliquemos para lavarlos, el ahorro de agua en lo máximo posible y la calidad de los productos para limpiarlos que utilicemos. Lavar platos, cacerolas, vasos, etc. resulta una tarea tediosa, rutinaria y lo peor es que hay que realizarla después de comer o cenar con la pesadez de la comida. Cuando lo que verdaderamente apetece es descansar, ver la televisión o simplemente hacer sobremesa. Una vez superados estos obstáculos aparece el dilema: ¿Lavarlos a mano?

Algunos prefieren acomodar todo el fregadero, rociarlo todo con lavavajillas y dejarlo en remojo para lavarlo más tarde, si esta práctica está en su costumbre no olvide de dejarlo en agua jabonosa, sino cuando llegue el momento de lavarlo será costoso que quitar las incrustaciones.

¿Lavarlos en lavavajillas?

Para aprovechar al máximo el lavavajillas se debe dominar el arte de acomodar todos los objetos de forma imaginativa para que quepa todo.

¿Te suena de que al sacar vasos, copas y paltos del lavavajillas se ven con manchas blancas o con una apariencia opaca que da la impresión que necesitan ser sustituidos?, menuda pila de vasos y platos sucios, que se te han acumulado en el fregadero, ¡que no tienes ni cucharitas limpias para tomarte el café!

Lo odias con todas tus ganas, te molesta mucho tener que frotar los restos de comida –que después de unas horas no se quitan ni con las nanas–, siempre se te cae algo de agua al suelo y te calas vivo, se te estropean las uñas y se te quedan los dedos arrugados.

Con los productos de Net100x100, tanto en el lavado a mano cómo a máquina, te lo hacemos fácil, obteniendo unos resultados extraordinarios, platos y vasos limpios y relucientes.

Hay 9 productos.

Mostrando 1-9 de 9 artículo(s)

Filtros activos

El arte de lavar platos, vasos correctamente

Radica en el orden que apliquemos para lavarlos, el ahorro de agua en lo máximo posible y la calidad de los productos para limpiarlos que utilicemos. Lavar platos, cacerolas, vasos, etc. resulta una tarea tediosa, rutinaria y lo peor es que hay que realizarla después de comer o cenar con la pesadez de la comida. Cuando lo que verdaderamente apetece es descansar, ver la televisión o simplemente hacer sobremesa. Una vez superados estos obstáculos aparece el dilema: ¿Lavarlos a mano?

Algunos prefieren acomodar todo el fregadero, rociarlo todo con lavavajillas y dejarlo en remojo para lavarlo más tarde, si esta práctica está en su costumbre no olvide de dejarlo en agua jabonosa, sino cuando llegue el momento de lavarlo será costoso que quitar las incrustaciones.

¿Lavarlos en lavavajillas?

Para aprovechar al máximo el lavavajillas se debe dominar el arte de acomodar todos los objetos de forma imaginativa para que quepa todo.

¿Te suena de que al sacar vasos, copas y paltos del lavavajillas se ven con manchas blancas o con una apariencia opaca que da la impresión que necesitan ser sustituidos?, menuda pila de vasos y platos sucios, que se te han acumulado en el fregadero, ¡que no tienes ni cucharitas limpias para tomarte el café!

Lo odias con todas tus ganas, te molesta mucho tener que frotar los restos de comida –que después de unas horas no se quitan ni con las nanas–, siempre se te cae algo de agua al suelo y te calas vivo, se te estropean las uñas y se te quedan los dedos arrugados.

Con los productos de Net100x100, tanto en el lavado a mano cómo a máquina, te lo hacemos fácil, obteniendo unos resultados extraordinarios, platos y vasos limpios y relucientes.